¡S.O.S: mudanza con mascotas!

Las mudanzas pueden ser muy estresantes. Y si encima le sumamos la inquietud de trasladarnos con nuestro perro o gato, ¡nuestros nervios pueden sufrir un cortocircuito! En medio de tanta movilización es una enrome prioridad que nuestro cuadrúpedo lo viva lo más relajado posible, sin que los cambios lo afecten. Planificar bien la mudanza con mascotas es fundamental. Empezar con tiempo, tomar las precauciones para un traslado seguro y darle nuestra compañía durante su adaptación al nuevo hogar son puntos claves. No conozco recetas mágicas para que te mudes en un estado de puro relax, ¡pero sí puedo contarte la mejor manera de organizar una mudanza con mascotas para que sea un éxito! ¡Empecemos!

mudanza-con-gatos

¿Por qué es importante planificar una mudanza con mascotas?

Mudarse a un nuevo hogar significa un cambio muy grande para vos y tu cuadrúpedo. Es un momento de mucha movilización, por eso organizar muy bien el operativo mudanza va a ser de gran ayuda!

mudarse-de-casa-con-un-perro

¡Planificar la mudanza trae muchos beneficios para tu cuadrúpedo!

➞ Le evitará el estrés y la ansiedad:

Los perros y los gatos advierten todo lo que nos pasa y pueden afectarse mucho con nuestra tensión y la que se que se genera a su alrededor. Intentá darle un ambiente calmo y seguro conservando sus rutinas todo el tiempo que sea posible.

➞Va a prevenir problemas de salud o cambios en su comportamiento:

Los cambios bruscos pueden causarles miedo y estrés que afecten su salud. Durante todo el proceso de una mudanza con mascotas es importante acompañarlas y prestarles más atención que la de costumbre para que se sientan protegidas y tranquilas.

➞ Se adaptará fácilmente al nuevo hogar:

Vivir el proceso de una mudanza sin miedo y tensión le va a permitir a tu perro o tu gato adaptarse mucho más rápido al nuevo hogar, reconocer sus espacios y familiarizarse con el entorno.

organizar-una-mudanza-con-un-gato

¿Qué tener en cuenta antes de la mudanza con tu mascota?

Cuando planificamos una mudanza con un perro o un gato hay muchísimo para organizar, ¡y a medida que se acerca el momento pareciera que todo se multiplica por un millón!

como-planificar-una-mudanza-con-gatos

Evitá sorpresas y complicaciones a la hora de mudarte

➞ Elegí una vivienda que sea funcional para vos y tu cuadrúpedo:

Considera el tamaño, la ubicación, los alrededores, las comodidades y por supuesto los costos que podés afrontar. Si está dentro de tus posibilidades, mudarte a un departamento con balcón le va a permitir a tu perro o tu gato tomar sol y entretenerse observando hacia afuera; una casa con patio le va a dar espacio para correr y jugar con su pelota y, si no, es ideal conocer dónde están los parques más cercanos para llevarlo a pasear y encontrarse con otros animales.

➞ Acordate de consultar las normas del lugar:

En algunas viviendas no se permiten animales o tienen requisitos específicos para admitirlos. Hoy en día la mayoría no posee ningún tipo de restricción, pero para evitar sorpresas nunca está de más informarnos previamente.

➞ Hacé listas:

¡Soy fan de las listas! Ya sea en una hoja o en el celular, ¡te aseguro que una lista te va ayudar a organizarte y a no olvidarte nada! Anotá tus cosas y las de tu cuadrúpedo: lo que es para llevar y lo que es para donar o tirar. ¿Es momento de renovar su cama?, ¿algunos de sus juguetes están estropeados?. Anotar y clasificar en listas también te va a ayudar a tener en claro qué es lo que está en buen estado y qué no, y si necesitás comprar algo para llevar al nuevo hogar. Acordate de  chequear que todo lo que embales esté bien cerrado y rotulado. 

➞ Consultá por los servicios de mudanza:

Si decidís contratar uno, averiguá y compará entre algunas empresas; buscá opiniones y referencias, y explicales cuáles son tus necesidades y expectativas.

➞ Prevé el medio de traslado de tu cuadrúpedo:

Planificá con anticipación cómo lo vas a llevar hasta el nuevo hogar. Si lo vas a hacer en un auto u otro transporte y si podés llegar a necesitar elementos específicos: cinturones de seguridad especiales, un canil o bolso de traslado, mantas, etc.

¿Qué hacer durante la mudanza con tu mascota?

Habitaciones vacías, pilas de cajas cerradas y muchos muebles amontonados, todo está listo esperando el momento de subirse al camión de la mudanza. Sin duda este entorno no es el habitual y tu cuadrúpedo seguro advierte que algo está por suceder. 

mudanza-con-perros

Cómo hacer que tu perro o tu gato se sienta tranquilo en el movimiento de la mudanza

  • El día de la mudanza mantené una rutina normal con tu cuadrúpedo. Hacé sus paseos habituales y dale de comer como siempre, pero evitá hacerlo tres horas antes del viaje.
  • Disponé una habitación tranquila para que tu perro o tu gato espere durante el proceso de carga y descarga de tus cosas. Intentá que ningún “extraño” tenga que entrar a esa habitación, y que en lo posible esté aislada del ruido y del movimiento.
  • Si tenés posibilidad, pedile a un amigo o un familiar que cuide a tu cuadrúpedo mientras hacés la mudanza de los muebles y objetos. Siempre es bueno tratar de evitar el estrés que puede causarle tanto movimiento.
  • Para el momento del traslado hasta el nuevo hogar tené en cuenta usar lo más apropiado para su tamaño y especie, como un canil o un bolso transportador. Podés colocarle adentro alguna manta o un objeto que le resulte familiar para darle más seguridad y confianza.
  • Si el traslado implica una distancia larga llevá todas las provisiones necesarias para que tu perro o tu gato esté confortable durante el viaje: agua, comida, mantas, juguetes, medicamentos, etc. 
como-planificar-una-mudanza-con-mascotas

Recordá hacer varias paradas a lo largo del recorrido para que pueda hacer pis, caca, tomar agua y despejarse un poco.

¿Qué hacer después de la mudanza con tu mascota?

Llegó el momento que parecía tan lejano: ¡vos y tu cuadrúpedo ya están viviendo en un nuevo hogar! Y claro, ¡con ello llegan infinidad de cambios! Es muy probable que tu gato o tu perro se sienta algo inquieto y que lo sientas más pegado a vos que de costumbre

como-planificar-una-mudanza-con-perros

Tips para que tu cuadrúpedo gane confianza en el nuevo hogar

Asegurate de que todas tus cosas estén mudadas cuando lleves a tu cuadrúpedo.

Esto va a evitar que tengas que dejarlo solo en un lugar “desconocido” para terminar de trasladar lo que te falta.

Dejá que tu perro o tu gato explore su nuevo lugar.

Dale tiempo para que olfateé y descubra cada rincón a su ritmo. No lo fuerces ni lo presiones, acompañalo mientras va recorriendo para observar su actitud, transmitirle confianza y controlar que no se haga daño.

Acomodá un lugar para tu mascota y sus cosas.

Aunque todavía no termines de organizar los muebles y vaciar todas las cajas, organizá un sector para tu cuadrúpedo cerca tuyo. Colocar su cama, sus juguetes y sus platos en un lugar donde pueda verte va a hacer que se sienta más confortable.

Retomá la rutina.

Recuperá el rítmo y las acitividades que tenías con tu perro o tu gato antes de la mudanza. Seguí con sus horarios de paseos, comida y descanso.

¡Llenalo de amor!

Durante el primer tiempo en el nuevo hogar dale a tu cuadrúpedo mucha atención y cariño. La adaptación es un proceso que puede llevarle tiempo, acompañalo con amor y paciencia para que gane confianza y se habitúe al nuevo lugar.

cuanto-tarda-un-gato-en-adaptarse-a-un-nuevo-hogar

¿Cuánto tarda un perro o un gato en adaptarse a un nuevo hogar?

Puede haber pasado bastante tiempo después de la mudanza con tu mascota y que todavía veas que no está del todo habituada. Es que una mudanza es un cambio muy grande para cualquier animal, ¡de repente su mundo se modifica por completo! Cambian los espacios, los olores, los sonidos, el ritmo del lugar al que estaba acostumbrado. 

Pero ¿cuánto tiempo le llevará a tu cuadrúpedo adaptarse a su nuevo hogar? La verdad es que no hay una única respuesta, depende de muchos factores como la edad, el temperamento, la especie y las experiencias que haya vivido. 

Pero hay algunas pautas generales que te pueden servir para estimar qué tiempo podría llevarle y ayudar a que el proceso sea mucho más sencillo. 

como-hacer-que-un-perro-se-adapte-a-su-nuevo-hogar

¿Qué factores influyen en el tiempo de adaptación de una mascota a su nueva casa?

El tiempo de adaptación al nuevo hogar de un gato o un perro puede variar desde unos pocos días hasta semanas, o incluso meses. Y puede depender de muchos factores:

como-hacer-que-un-gato-se-adapte-a-su-nuevo-hogar

La especie:

Si bien los gatos suelen mostrarse más independientes y los perros más sociables, no es una regla que indique “buena adaptación”. 

Una mudanza puede afectar la conducta de tu mascota. Es posible que la veas más enérgica o aletargada que de costumbre, por eso tratá de darle tiempo y espacio. No la fuerces ni le exijas más de lo que puedan hacer para intentar “recuperar la normalidad” y siempre observá la evolución que hagan dentro del nuevo hogar: presta atención a su comportamiento, a que coma y tome agua regularmente y que haga pis y caca con normalidad.

La edad:

Los cachorros suelen adaptarse a los cambios con más facilidad, ya que tienen una gran curiosidad frente a las nuevas vivencias y poco miedo a lo desconocido. Los animales adultos o ancianos pueden necesitar más tiempo por tener incorporadas rutinas a sus vidas. En cualquier caso, lo que más va a ayudar a tu cuadrúpedo es que estés a su lado, que los acompañes el mayor tiempo posible y que te vean a su alrededor.

El temperamento:

Cada perro y cada gato es dueño de una personalidad única que lo caracteriza ¡y nosotros la conocemos muy bien! Los que son más sociables y confiados seguramente se puedan adaptar más rápido que los que tienen una personalidad más cautelosa y retraída. Pero como te dije más arriba ¡a estar atentos! Las modificaciones más sutiles en su carácter pueden estar indicando que les cuesta adaptarse al nuevo hogar.

Vivencias previas:

Las mascotas que fueron abandonadas, que sufrieron maltratos o no pudieron tener un hogar fijo suelen adaptarse más lento que las que tuvieron una historia más estable, viviendo con las mismas personas y en el mismo hogar. En los dos casos, el cambio de entorno implica que tienen que “enfrentarse a lo desconocido”, pero sin dudas, las experiencias que marcan la vida de un animal pueden acelerar o prolongar el tiempo de adaptación. 

Demostrarles mucho amor a nuestros perros y gatos durante este período, les va a ayudar a sentirse contenidos y protegidos, pudiendo afrontar rápidamente sus temores e inseguridades. 

5 consejos para que tu mascota se adapte rápido a una casa nueva

¡Estos simples pasos van a ayudar a que tu cuadrúpedo se adapte rápidamente a su nueva casa y se sienta feliz, cómodo y seguro!

1) Asegurate de que tu cuadrúpedo lleve una identificación visible y actualizada con tus datos de contacto.

2) Exploren juntos el barrio y llevalo con la correa para no correr riesgos. Descubran juntos sus calles y espacios verdes. Acompañalo a que perciba los nuevos olores y conecte con el movimiento de la zona.

3) Evitá cambios bruscos en la alimentación y los horarios de tu cuadrúpedo. Tratá de fijar una rutina organizada desde el primer día en la nueva casa.

4) Durante las primeras noches hacé que tu perro o tu gato duerma cerca tuyo para que se sienta acompañado y seguro. Pero prestá atención al tiempo que pasa durmiendo: si bien es bueno que descanse, no debería pasarse todo el día aletargado.

5) Premiá a tu cuadrúpedo con alguna golosina, muchos mimos y una tonelada de palabras cariñosas cuando se muestre curiosa y tranquila en su nuevo hogar. ¡No lo retes si hace algo mal! Acordate que está en un lugar desconocido y puede sentirse muy inseguro al principio.

como-hacer-que-una-mascota-se-adapte-a-un-nuevo-hogar

Así fue la mudanza con nuestro cuadrúpedo

Me acuerdo como si fuera ayer la mudanza que hicimos junto a Manolo (o “Pupú”, su apodo más popular). Dejamos el departamento en el que vivíamos para pasar a otro un poco más grande. Aunque Pupú venía a todos lados con nosotros (incluso a trabajar) sabíamos que era un cambio que él también iba a disfrutar muchísimo.

Los días previos a la mudanza el departamento viejo era un lindo caos de cajas, bolsas y muebles amontonados. Lo bueno fue que, como era un lugar muy chiquito, no teníamos demasiadas cosas y pudimos embalar todo súper rápido.

Para Pupú, fue toda una aventura descubrir la casa “desarmada”: ¡estuvo muy ocupado yendo y viniendo entre las cosas, hurgando en cada rincón y olfateando todo! Pero tanta actividad no lo distrajo de hacernos cumplir con la tarea más importante: ¡tirarle la pelota!

planificar-una-mudanza-con-un-perro

El día de la mudanza nos ayudaron amigos y familiares a trasladar las cosas al nuevo departamento. Lo bueno de esto fue que todas eran “caras conocidas” para Pupú, ¡que no paraba de hacerle fiesta a todos!

Cuando terminamos de mudar todas las cosas, quedaba la parte más importante: trasladar a nuestro pequeño. En uno de los últimos viajes que se hicimos para dejar cajas aprovechamos para llevar su camita, sus platos y juguetes, así cuando él llegase pudiese encontrar sus cosas y sentirse un poco más confortable en el nuevo lugar.

Al llegar con Pupú al edificio nuevo, estaba algo inquieto. ¡y cómo no estarlo!, si de repente se encontraba en un territorio desconocido, con nuevos olores, espacios, sonidos… Apenas abrimos la puerta del departamento ¡entró como una flecha! Explorando cada rincón y deteniéndose a olfatear las “cosas conocidas” como los muebles, las cajas y,  por supuesto, su cama y sus juguetes.

El resto del día en el nuevo departamento estuvo muy activo para todos, desembalando y acomodando cosas y dando muchos paseos entre medio para que Pupú se familiarice con el barrio.

Esa noche, después de cenar, Pupú se plantó frente a la puerta, mirándonos fijo y lloriqueando. No le hacía falta hablar para hacerse entender… Era muy claro el mensaje que nos daba: “Ya está bien papá y mamá. Tengo sueño y quiero volver a mi casa”.

Nos dio mucha pena verlo expresar que se sentía incómodo en ese nuevo lugar, así que, entre mimos y palabras dulces, lo llevamos a dormir a nuestra habitación, donde habíamos dejado su camita (aunque esa noche y muchas más, durmió en la nuestra 🥰 🐶)

porque-mi-perro-no-se-adapta

Conclusión

Las mudanzas con mascotas no son nada fáciles, rápidamente todo se convierte en un caos de cajas, muebles amontonados y miles de cosas para organizar. Y en medio de ese tremendo embrollo, ahí están nuestros cuadrúpedos: percibiendo todo lo ocurre con sus caras de buenos, adaptándose al movimiento diferente de la casa, soportando nuestro humor ciclotímico y, pese a esto, ¡dándonos todo su amor!

Organizarnos todo lo que podamos desde que empezamos a embalar hasta el momento de trasladarnos y acomodarnos en el nuevo hogar, va a hacer que nuestros perros y gatos se sientan tranquilos, cómodos y protegidos durante todo el proceso, ¡un poco de planificación sin duda va a marcar la diferencia!

Las mudanzas pueden ser algo caóticas, pero también son un nuevo comienzo lleno de sorpresas y oportunidades para compartir, disfrutar y fortalecer el vínculo tan especial que nos une a nuestros cuadrúpedos. 💕

Con cariño, 

Vico

DISCLAIMER

La información que se ofrece en este artículo responde únicamente a un propósito informativo y educativo, bajo ningún aspecto sustituye la indicación o la recomendación de un profesional veterinario. Las decisiones relativas a la salud de los perros, gatos u otro animal siempre deben ser tomadas por un profesional veterinario, considerando las condiciones de cada animal y las características específicas de cada caso en particular.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio